Dicen que captar y fidelizar clientes es la meta más importante de toda campaña de marketing online. Pero…

¿Cómo se logra?

Existe una herramienta clave para alcanzar estos objetivos: el Funnel de ventas. (Si ya sabes de Flywells, te hablo de esto en otro Post).

Un Funnel de ventas nos permite gestionar una marca para que realmente provoque un impacto en el mercado, respecto a su función comercial y estableciendo un proceso para vender. Y… Dónde está el Branding? Bueno, hablemos de ello.

Todo negocio se basa en una marca (BRAND). Algunas veces ha nacido de un análisis estratégico casi científico, otras veces no ha sido planificada o ha nacido del corazón de sus creadores a través de una inspiración, un recuerdo o una lluvia de ideas. Pero todo negocio la posee. El asunto es: ¿Se trata de una buena marca?, ¿En qué medida ayuda esta marca a la estrategia comercial de esta empresa y por ende, de la generación de ventas?

El branding, es decir, la gestión de la marca dentro de la empresa, se trata de interacción del propósito y propuesta de valor de la empresa a través de su imagen y comunicación con el ecosistema completo, tanto en sus ventas con en el impacto social.

La marca no es un logo, ni una tarjeta o una campaña publicitaria. Es la percepción que el público tiene a partir del impacto que genera un producto, los sentimientos que despierta, eso que lo define.

El branding crea expectativas y busca satisfacerlas generando vínculos estrechos con la marca.

El branding es el responsable de alcanzar la necesaria conexión emocional con las marcas, porque como estudian el #neuromarketing una buena cantidad de decisiones de compra tienen poderosos vínculos emocionales.

Se trata entonces de integrar las emociones positivas del cliente con el propósito, la promesa, la personalidad y los beneficios de una marca.

Pero, claro, al final todo se trata de la venta. Las ventas son el combustible de cualquier negocio. No importa si está recién inaugurado o tiene 20 años, si es una startup o una corporación. Son las ventas las que otorgan posibilidad de largo plazo a las empresas.

Entonces como este embudo de combustible a nuestro motor, el funnel de ventas guía este combustible al motor de nuestro negocio.

Este funnel de ventas cuenta con varios pasos o filtros, que harán que una persona sin relación con nuestra empresa pueda terminar siendo nuestro cliente. Y en este sentido es muy importante fijarnos en la capatación de Leads, donde el Branding es lo más importante.

Primero no le vamos a vender, nos vamos a presentar. Le contaremos quienes somos, que es nuestra empresa y cuál es nuestra propuesta de valor (Es decir, producto y/o servicio).  De esta forma lo haremos vivir una experiencia, siendo parte de un proceso que nos permitirá vender sólidamente.

Viaja un abrazo digital, Clau.

Claudia-Garrido-favicon

Ahora bien, podemos identificar el Branding al inicio del Funnel de ventas, sin embargo, con mi experiencia te recomiendo no perder nunca de vista el posicionamiento de tu marca. Y, ¿Cómo hacerlo? Bueno, tanto en las etapas de interacción (Engagement) como en las de conversión y fidelización puedes aplicar herramientas de marketing como el remarketing y estar siempre en el ecosistema de tu cliente como su #TopOfMind.

Quizás te interese este artículo relacionado:

¿Te sirvió? Compártelo!


Claudia

Socia fundadora h2o 1996. Gerente General Agencia de Marketing Digital h2o Studio. Encargada de Estrategia en Redes Sociales y Calidad. Diseñadora en Comunicación Visual. Diseñador Gráfico Computacional. Diplomado en Dirección de Proyectos e Innovación. Consultora en Marketing Digital. Experta en Redes Sociales y Herramientas Digitales

Dejar un comentario

Conéctate con tu cuenta favorita: